¿Tu piscina pierde agua?

FUGAS DE AGUA

Te ayudamos a encontrar y reparar la fuga.

¿Crees que tu piscina podría estar perdiendo agua? Es importante actuar rápidamente para evitar mayores complicaciones y costos. Lo primero que debes hacer es medir la cantidad de agua que se está perdiendo y el periodo de tiempo en el que sucede. Una vez tengas esa información, contáctanos. Estamos aquí para ayudarte a resolver el problema con la mayor rapidez y eficacia. ¡No dejes que una fuga no detectada escale a un problema mayor, actúa ahora!

Identificación precisa de fugas y soluciones eficaces de reparación.

Somos especialistas en detección de fugas de agua en piscinas mediante los equipos y la tecnología más avanzada del mercado. Contamos con herramientas de última generación y técnicos expertos en piscinas, lo que hace la efectividad de nuestro trabajo sea muy elevada. Conocer cada sistema de depuración, filtración o circuitos, permite que tengamos un elevado porcentaje de éxito en la detección de fugas.

Pruebas de presión.

Se realiza una inspección de la instalación hidráulica comprobando los diferentes elementos que la componen, skimmers, impulsiones, tomas de aspiración, fondos. Aplicamos presión de agua a los tubos para determinar si alguno de ellos no es capaz de aguantar la presión , lo que indicaría una posible rotura del tubo.

Gas trazador.

Utilizamos herramientas de diagnóstico de última generación. Mediante la detección de gas trazador localizamos la pérdida de agua de la piscina sin necesidad de realizar obra.

Cámara termográfica.

Para detectar fugas con una cámara termográfica, confiamos en la detección de diferencias de temperatura. Cuando hay una fuga de agua presente, el agua suele tener una temperatura diferente a su entorno, y nuestras cámaras termográficas pueden captar estas variaciones de temperatura. Es particularmente útil en situaciones donde las fugas afectan la temperatura del área circundante.

La localización de una fuga de agua en las tuberías o en el propio vaso de la piscina requiere un profundo conocimiento tanto de la instalación hidráulica como de los materiales y métodos de construcción utilizados en la misma.

Es esencial comprender el funcionamiento adecuado del sistema de válvulas, llaves y tuberías del sistema de depuración para determinar si la fuga en la piscina se debe a una rotura en alguna de las tuberías o si es causada por grietas, fisuras u otros defectos producidos en el vaso de la piscina, pudiendo ser resultado de asentamientos del terreno, cambios de temperatura, degradación de los materiales, entre otros factores.

Cuando una comunidad de propietarios nos contacta para detectar una fuga de agua, recopilamos toda la información proporcionada por el cliente y la combinamos con los datos obtenidos durante la inspección de nuestros técnicos. Con esta información, elaboramos un plan de trabajo que nos permite identificar la fuga con la menor intervención posible en la estructura de la piscina.

Para llevar a cabo esta tarea, empleamos diversas técnicas de diagnóstico de última generación y herramientas electrónicas, como pruebas de presión, detectores de gases, cámaras termográficas, y más. Estas herramientas nos ayudan a identificar y localizar de manera precisa cualquier fuga de agua en la piscina.

La información recopilada durante las pruebas nos permite generar un informe completo que incluye la identificación de los problemas detectados, la ubicación exacta de las fugas y las recomendaciones para su reparación. Este informe resulta fundamental para que los propietarios o responsables de la piscina puedan tomar decisiones informadas sobre las acciones a seguir para solucionar los problemas y evitar futuras pérdidas de agua. Además, proporciona una ayuda para nuestros profesionales encargados de realizar las reparaciones necesarias.

Scroll al inicio